Toro de OsborneEl “Swoosh” de Nike. La Manzana de Macintosh. Los arcos dorados de McDonald’s. El Toro de Osborne. Todo el mundo los conoce, y todos conocen los productos que representan, pero sólo uno se ha convertido en el icono de todo un país: El Toro de Osborne. Lo que empezó como una imagen publicitaria, ha trascendido su propósito original para convertirse en un icono nacional. Pero el camino no ha sido siempre fácil.

Osborne, la empresa de El Puerto de Santa María, es un negocio familiar, en manos ya de la sexta generación, que lleva produciendo vinos y bebidas espirituosas de la más alta calidad desde 1772. Osborne elabora una variedad de vinos seleccionados por distintas denominaciones de origen: “Osborne Solaz” y “Dominio de Malpica” – Tierra de Castilla, “Bodegas Montecillo” – Rioja; “Señorío del Cid” -Ribera de Duero y vinos de renombre mundial como el Jerez y el Oporto de la casa Osborne. Además, elabora bebidas espirituosas como el “Osborne Brandy de Jerez” y “Anís del Mono”.

Toro de Almayate (axarquia) con la Maroma de forndo

Toro de Almayate (axarquia) con la Maroma de forndo

A partir de su primera aparición en 1957, el Toro de Osborne ha llegado a representar a las gentes y la cultura de España. No hay que olvidar que en un principio, el Toro fue concebido como un logotipo publicitario para el Brandy Veterano de la empresa. El prototipo para el primer Toro fue dibujado en 1956 por el artista Manolo Prieto, colaborador de la agencia de publicidad Azor. Se trataba de un simple dibujo esbozado sobre papel que representaba la silueta de un toro bravo. Osborne aún conserva el dibujo original realizado sobre una hoja de papel cuadrícula.

Sin embargo, la fuerza de la imagen se encontraba principalmente en la metáfora que presentaba. El Toro, orgulloso, digno y poderoso, es la representación última de la tradición, la nobleza y la fuerza.

Los primeros toros fueron fabricados en madera y se empezaron a instalar en noviembre de 1957. Entonces tenían una altura de 4m. A finales de 1957, había instalados ya 16 Toros de Osborne a lo largo de la red de carreteras españolas, y su número seguía creciendo año a año. El cartel original llevaba pintada la marca “Veterano” en blanco. A medida que el Toro se convertía en una parte integral de la empresa Osborne, el slogan de los carteles cambió a “Osborne Jerez y Brandy”, incrementando así la función del Toro como representación de la empresa en conjunto.

A partir del año 1961 se empieza a fabricar la silueta del toro en chapa metálica para evitar el deterioro sufrido por la madera a la intemperie. Y se incrementa el tamaño a 7m.

En 1962 una nueva normativa sobre publicidad en carretera (en concreto, del 8 y 22 de Agosto), exige que toda publicidad sea alejada a 125m de distancia de las vías. Osborne accede, pero aumenta el tamaño del “Toro” de 7m a 14m de altura, de modo que pudiese mantener su notoriedad a dicha distancia.

Desde el nacimiento del Toro, la familia Tejada, parientes del artista Manolo Prieto, han producido y erigido estas bestias metálicas para la familia Osborne. A diferencia de muchos otros eslóganes e imágenes que forman parte de la historia de la cultura pop, el Toro ha causado una ineludible impresión sobre el paisaje español y sobre el modo de pensar de los españoles. Identificando sus valores en él, los españoles han adoptado el Toro como icono popular, e incluso como un símbolo de fuerza y nobleza.

Entre 1988 y 1997, los Toros de Osborne se vieron amenazados por una nueva legislación sobre publicidad en carretera. Esto despertó una notable atención en los medios de comunicación y una cierta preocupación en el público. Asociaciones culturales, artistas, políticos, periodistas e importantes personalidades de distintos ámbitos clamaron por el indulto del Toro.

En el mes de septiembre de 1994, a raíz de la publicación en el BOE del Reglamento General de Carreteras del MOPTMA (Ministerio de Obras Públicas, Transporte y Medio Ambiente), los medios de comunicación se hacen eco de la amenaza que se cierne sobre la silueta del Toro de Osborne colocada en las carreteras españolas.

Motivados por la extendida pasión por los carteles, cientos de municipios ofrecieron incluso su propio terreno, como residencia para los Toros, “desterrados” por la nueva normativa. Varias Comunidades Autónomas, a través de sus Consejerías de Cultura, se pronuncian a favor del mantenimiento del Toro de Osborne en sus carreteras, proponiendo que la valla sea catalogada como “bien cultural”. Más concretamente, la Junta de Andalucía hace declaraciones en este sentido el 13 de Octubre de 1994. Navarra manifiesta que mantendrá los Toros instalados en sus carreteras al no ser aplicable la ley del MOPTMA, al amparo de la Ley Foral que rige esta comunidad.

Comprometidos por mantener la unidad de la manada, los ciudadanos españoles exigieron que El Toro de Osborne permaneciese como parte integral del paisaje del país. Sorprendentemente en diciembre de 1997, el Tribunal Supremo de España concedió amnistía a los carteles, declarando las siluetas parte del patrimonio cultural y artístico del paisaje español y de sus gentes. La sentencia dicta: “Ha superado su inicial sentido publicitario y se ha integrado en el paisaje.” Dicha sentencia recoge también que “… debe prevalecer, como causa que justifica su conservación, el interés estético o cultural, que la colectividad ha atribuido a la esfinge del toro…”

Esta sentencia refuerza, desde el punto de vista legal, la excepcionalidad de la silueta del Toro que anteriormente había encontrado el apoyo de la Junta de Andalucía que había otorgado la categoría de Monumento en el Catálogo General del Patrimonio Histórico andaluz a los 21 Toros de Osborne instalados entonces en su región.

A día de hoy, son más de 90 los Toros de Oborne que se muestran orgullosos en España e incluso hay un ejemplar en México. Con cincuenta años cumplidos en 2006, el Toro permanece como símbolo de Osborne e icono de España.

Desde su creación, el Toro de Osborne ha pasado a ser la marca “paraguas” corporativa del Grupo. Además, es, sin duda, una de las marcas españolas más conocida dentro y fuera de nuestras fronteras. La silueta del Toro de Osborne es una marca registrada, patrimonio del Grupo Osborne.

Fuente: www.ejeadigital.com

CasaEnChilches.com

Informacion ofrecida por www.CasaEnChilches.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies