por NURIA TRIGUERO para Diario sur

Dolmen

Dolmen

La declaración de los Dólmenes de Antequera como Patrimonio Mundial y el importante descubrimiento que ha protagonizado la cueva de Ardales son dos buenos motivos para embarcarse en una ruta por los yacimientos de arte prehistórico de la provincia.

¿Qué significan los trazos geométricos que pintaban los hombres del Neolítico? ¿Por qué los primeros humanos se adentraron hasta lo más hondo de las cuevas para dejar testimonio de su presencia? ¿Cómo se las ingeniaron, cuando aún no se había inventado la rueda, para levantar una losa de 150 toneladas y construir el dolmen de Menga? ¿Tenían sentido de la belleza o pintaban sólo por motivos prácticos? Muchas preguntas, múltiples teorías y pocas certezas. Eso lo que hace al arte prehistórico tan misterioso y atrayente a la vez.

“Málaga es un tesoro para el patrimonio artístico prehistórico” Así de rotundo se muestra Rafael Maura, doctor en Historia y autor de varios libros sobre los albores del arte en la provincia. Y no lo dice sólo él. “Tiene un repertorio extraordinario, y con la suerte añadida de ser visitable en su mayoría”, apunta el profesor del Departamento de Prehistoria y Arqueología de la UNED, Martí Mas. La clave que hace único este repertorio es, según Maura, “su riqueza y su variedad”. “Málaga es la única provincia donde encontramos testimonios de todas las épocas de la Prehistoria, desde el Paleolítico hasta la Edad del Bronce, y a veces en el mismo yacimiento”, explica.

Ver más en el Articulo Original

CasaEnChilches.com

Informacion ofrecida por www.CasaEnChilches.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies