src=”http://blog.casaenchilches.com/wp-content/uploads/2011/10/cementerio-redondo-300×200.png” alt=”” width=”300″ height=”200″ />En vísperas de la festividad de Todos los Santos, los cementerios de España se llenan de personas que limpian y adecentan los nichos y lápidas de sus seres queridos, un panorama que no es ajeno a uno de los camposantos más singulares del país, el de Sayalonga (Málaga), el único con forma redonda.

El denominado cementerio redondo de Sayalonga posee en realidad planta octogonal y fue construido hacia 1830 a raíz de la pragmática real que obligaba a trasladar los lugares de enterramiento desde el centro de las ciudades a las afueras por motivos de higiene y salubridad.

Valentín Fernández, técnico de Turismo del Ayuntamiento de Sayalonga, ha manifestado hoy a Efe que la teoría romántica para explicar la forma redonda del cementerio es que los constructores pretendían que las personas allí enterradas no se diesen la espalda.

No obstante, según Fernández, la tesis que cobra más importancia actualmente es que desde el cementerio se ve la torre de la iglesia de Santa Catalina, que es de planta octogonal, y el camposanto “se habría construido imitando esta estructura, ya que pudieron ser ejecutados por la misma persona”.

Sin embargo, con independencia de la teoría que se quiera dar para justificar su forma, Fernández ha defendido que se trata de un “cementerio simbólico, que intencionadamente se hizo simulando un octógono, un símbolo muy utilizado, incluso por la masonería, en el siglo XIX”.

Recientes investigaciones avalan que se trata de “un camposanto simbólico, tal vez el único simbólico de España”, ha añadido.

Otra de las peculiaridades del cementerio redondo de Sayalonga, un municipio de unos 1.500 habitantes ubicado en el interior de la Axarquía malagueña, es que sus nichos se construyeron de forma abovedada y uno encima de otro, de manera que se asemejan a un “blanco panal de abejas”.

Cada familia se unía para su descanso eterno en una determinada zona y las más pudientes intentaban demostrar su poder económico y social con una construcción un poco más rica, aunque todo dentro de una gran sencillez, “que es lo que le da verdadera originalidad a este espacio”, ha precisado Fernández.

Este enclave recibe unos 3.000 visitantes al año y dispone también de un centro de interpretación sobre su origen.

Desde la década de los ochenta del pasado siglo no se utiliza este cementerio, que dispone en su centro de varias filas de nichos de estructura cuadrada y similares a los de otros camposantos, que fueron realizados hacia 1950.

Fuente: laopinióndemalaga.es

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies